lunes

-


Durmiendo en los huesos
que gratinan los globos,
en los que se anudan
los cables de procedencia
salvaje.


Los pies las manos la cara
dormiran anestisiados
en las garras guturales del lunes
que empieza y sigue esperando
amotinado
neutralizado.

*neutro en singular espera


1 comentario:

El Viajero Sedentario dijo...

Es verdad! cómo cuesta levantarse los lunes!

Tus poemas me invitan a darles mi propia forma.
Como si jugara a volver a escribirlos.