martes

La sombra partida

Hombre rojo
que te ves aullando
contra los placeres que sin duda te da la luna,
esos placeres donde las noches te inundan,
y no te dan las manos
para decir y satisfacer
desde tus pies a tu nuca.

Hombre rojo
que te ves aullándote
contra todas tus muertes
que son los amaneceres sin luz
con algunas lloviznas
e intensos bancos de niebla.

Hombre rojo
te vas partiendo a pedazos
si en el ausente
no calmas, ni sientes.

3 comentarios:

Homotonto dijo...

Autocita:

http://traro-veloz.blogspot.com/2010/05/la-unica-companera.html

Lucia Larios (Pistacho) dijo...

las sombras son engañosas
indecisas, indescifrables...

ojo hombre rojo... dejese llevar.
pero tenga cuidado con las sombras
vea a fuera de la caverna,
a travez del fuego.


nanoNano :0)

Androise dijo...

y todo se parece
a estar encerrado en la propia cabeza
La cabeza como un paisaje
Allí la luna roja,
y los aromas dependiendo de las hormonas